¿Cuál es el secreto de las campañas de publicidad más exitosas?

La publicidad es el intento de influir en el comportamiento de compra de los clientes con un mensaje persuasivo de venta de productos y/o servicios.

En los negocios, el objetivo de la publicidad es atraer a nuevos clientes definiendo el público objetivo y llegando a ellos con las campañas de publicidad más efectivas.

¿Qué es eso del público objetivo?

Establecer el público objetivo o target es el primer paso crítico en cualquier campaña publicitaria. Necesitamos saber quién es nuestro público objetivo para poder llegar a él.

exito campañas publicidad exitosa

Si el público objetivo son las personas mayores, por ejemplo, un medio publicitario como Facebook es una mala elección. De manera similar, es mucho menos probable que los millennials lean periódicos o usen las Páginas Amarillas.

Definir el público objetivo implica construir un perfil demográfico del cliente potencial teniendo en cuenta criterios como la edad, el sexo, el estado civil, el estilo de vida, los hábitos de compra, etc.

También es importante comprobar el nivel de competencia del producto o servicio con el público objetivo, ya que es posible que sea necesario competir en precio y/o servicio.

Métodos Comunes de Publicidad

Hay muchos tipos diferentes de publicidad que son comúnmente utilizados por las pequeñas empresas.

Publicidad online: El marketing online incluye una miríada de oportunidades de publicidad, tales como:

Publicidad en sitios web locales, anuncios en páginas web de negocios, campañas de marketing vía Correo electrónico o email marketing. Esta última requiere una lista de correo electrónico del cliente y la adhesión a las regulaciones anti-spam y LOPD.

Los boletines informativos por correo electrónico pueden ser útiles para mantenerse en contacto con los clientes existentes y transmitir información sobre nuevos productos o servicios.

Facebook y las otras redes sociales se utilizan para promocionar regularmente productos y servicios. Las redes se han convertido en el lugar de publicidad más común para empresas del S XXI. Para algunos sectores como el de la hostelería y los restaurantes resultan fundamental. Estas utilizan las páginas de fans de Facebook para promocionar nuevos artículos de menú o especiales y para recibir comentarios de los clientes.

Twitter: Asumiendo que el negocio tiene seguidores en Twitter, los tweets pueden ser usados para enviar mensajes promocionales cortos.

Publicidad en periódicos: Si bien los ingresos por publicidad en los periódicos no deja de disminuir a cada alo que pasa, los anuncios en los periódicos pueden seguir siendo una forma eficaz de llegar a determinados clientes. Muchos municipios tienen periódicos de interés especial que pueden ser utilizados por las empresas para la publicidad local.

Páginas amarillas: El uso de las páginas impresas también está en declive. Sin embargo, existe una versión en línea.

Correo directo: Puede ser muy útil. Puede ser costoso si se envía por correo, pero incluso sin una lista de correo, los folletos, volantes, etc. pueden ser entregados directamente a residencias y/o negocios en áreas geográficas específicas.

Sin embargo, las estadísticas muestran que casi la mitad de los anuncios de correo directo no son leídos por los destinatarios y son desechados como “correo basura”.

TV por cable y radio. Las compañías de cable a menudo tienen canales de información locales que ofrecen publicidad asequible para las pequeñas empresas.

Llamadas en frío: Por teléfono o en persona se puede seguir siendo sorprendentemente eficaz. Por ejemplo, durante una llamada, una compañía de servicios puede aprovechar la oportunidad para visitar residencias/negocios vecinos y mencionar sus servicios (o dejar volantes o folletos).

Publicidad de vehículos: Convertir un vehículo en una “valla publicitaria móvil” es una típica forma de maximizar la exposición de un negocio del SXX. Los anuncios de vehículos son llamativos y en un área metropolitana importante se pueden ver más de un millón de veces al mes.

¿Qué es un anuncio publicitario?

Los anuncios son mensajes escritos o visuales dedicados a la promoción de un producto, servicio o campaña específicos. Las empresas pueden pagar al propietario de un canal o plataforma que llegue a una audiencia similar para que emita este mensaje.

Dos de los mayores desafíos de la publicidad son medir el valor de la publicidad y asegurar que llega a las personas adecuadas.

Como puedes imaginar, existen numerosos tipos de anuncios, todos ellos en diferentes medios, en diferentes canales y con diferentes objetivos en mente para cada negocio.

La gente puede hacer publicidad en cualquier lugar, y el mejor tipo de anuncio de hoy podría no ser el mejor mañana. Aquí hay cuatro ejemplos básicos de publicidad de los últimos siglos, desde los más antiguos hasta los más recientes.

Tipos de anuncios

  1. Publicidad impresa

El primer anuncio impreso se publicó en Inglaterra en 1472, según Infolinks. Desde entonces, este tipo de publicidad ha estado disponible en periódicos, revistas, folletos, vallas publicitarias, volantes y otros métodos similares portátiles para llevar el mensaje de una marca a su usuario final ideal. En este método de publicidad, el anunciante paga al editor para que coloque su anuncio en la publicación.

  1. Publicidad en la radio

La publicidad radiofónica se remonta a 1920, cuando se crearon las primeras emisoras de radio comerciales. Hoy en día, la radio sigue siendo una plataforma de marketing y publicidad relevante para ampliar el alcance de un evento patrocinado o de un nuevo producto.

En este método de publicidad, el anunciante paga a la estación de radio para que reproduzca su anuncio durante los descansos designados entre música o un programa de radio.

  1. Publicidad en televisión

Los anuncios de televisión se originaron en la década de 1940 con la promoción de artículos prácticos y campañas políticas. Los anunciantes ahora pueden usar la televisión para promocionar alimentos, juguetes, tiendas, servicios empresariales y más, tanto a los canales de televisión locales como a las cadenas de televisión nacionales o por cable.

En este método de publicidad, el anunciante paga a la cadena de televisión para que muestre su anuncio durante los descansos designados en la programación regular de la cadena.

  1. Publicidad en Internet – marketing online o digital

La publicidad en Internet se arraigó a mediados de la década de 1990 con el lanzamiento de anuncios “banner” para diversas empresas de telecomunicaciones.

Estos anuncios se colocan en puntos determinados de una página web. En este método de publicidad, el anunciante paga al propietario del sitio web para que coloque su anuncio en espacios expuestos que son periféricos al contenido del propio sitio web. La publicidad en Internet ha continuado incluyendo video, marketing en buscadores, mensajes patrocinados en medios sociales, y más.

Pero, como ya sabes, los tipos de publicidad de arriba han evolucionado dramáticamente desde sus respectivos orígenes. Lo que antes eran mensajes unidimensionales ahora tienen un trasfondo inteligente, divertido o profundo que hace que algunos anuncios sean memorables años después de que se publicaron por primera vez.

¿Cómo medir la eficiencia de anuncio publicitario?

La publicidad no es una ciencia exacta. No hay una forma precisa de medir el éxito de una campaña publicitaria. Por ejemplo, no puede determinar cuántos euros de ventas se generan por cada euro de publicidad que gasta. Pero hay métodos que nos darán una idea aproximada de si los anuncios están consiguiendo sus objetivos.

Para ello, lo primero es asegurarse de tener objetivos publicitarios claros. Es posible que se desee impulsar un negocio en general, pero el objetivo debe ser más específico: aumentar las ventas de un nuevo producto o servicio, crear conciencia de la empresa en los usuarios o consumidores, estimular el volumen durante un cierto período de tiempo, o expandir tu negocio en un mercado en particular.

Es necesario adaptar los métodos de evaluación a los objetivos.

Para evaluar la eficacia de una campaña publicitaria, puede controlar las ventas, los nuevos clientes, las solicitudes de información, las consultas telefónicas, el tráfico de la tienda minorista, el tráfico del sitio web o las tasas de clics. Utiliza estas tácticas para medir el poder de sus anuncios:

Una manera sencilla de saber si la publicidad está funcionando es hacer un seguimiento del tráfico minorista contando las personas que entran en una tienda.

Para ello se debe haber controlado el tráfico antes de iniciar la campaña publicitaria, para tener una base de comparación. Y preguntar a los nuevos clientes cómo se enteraron de que existía este negocio.

Comparar las ventas antes, durante y después de una campaña publicitaria es otra sencilla forma de controlar cómo va tu inversión en publicidad. Ten en cuenta que la publicidad a menudo tiene un efecto acumulativo o retardado, por lo que es posible que las ventas impulsadas por publicidad no se materialicen de inmediato.

En los anuncios impresos, se debe un cupón que los clientes puedan canjear por un descuento o un regalo con su compra. Se deben codificar estos cupones para que se pueda determinar qué anuncio o publicación genera los mejores resultados.

Utilizar líneas telefónicas dedicadas para realizar el seguimiento de los pedidos telefónicos. Por ejemplo, si mencionas un número gratuito en un anuncio, asignar diferentes extensiones a anuncios concretos.

Comparar el tráfico previo y posterior a la publicidad en un sitio web. Si mantienes tu propio servidor web, invierte en software que genere informes de tráfico fáciles de leer.

Cuando se hace publicidad online, la antigua métrica de las tasas de clics (el número de espectadores que hacen clic en sus anuncios de banner) no es un método fiable para saber si sus anuncios están funcionando.

Mientras que las redes publicitarias que venden espacio publicitario en la web rastrean los índices de clics y pueden proporcionarle informes de rendimiento, los números que realmente deseas saber son cuánto tiempo pasan las personas en tu web y cuántas páginas están viendo por visita. De esta manera, se sabrá si realmente se ha comprometido a los clientes.

Ten en cuenta que no se puede medir el éxito si no se sabe lo que se está tratando de lograr. ¿Se ha identificado con precisión al público objetivo?

Ahora solo tienes que diseñar una campaña de publicidad que te permita llegar a él de la mejor forma y la más persuasiva. De modo que el mensaje le llegue claramente, y de esta forma, la acción publicitaria, cobre más fuerza.