¿Qué es el Inbound Marketing? Ejemplo de estrategia

Si estás interesado en el marketing es porque te interesa atraer clientes a tu empresa, hoy te voy a presentar una técnica “novedosa” (se inventó en 2005 por Brian Halligan y Dharmesh Shah) que te va a permitir multiplicar la conversión de tus visitantes con técnicas muy poco intrusivas.

Ya no vas a necesitar crear campañas de marketing para ir a buscar clientes a internet, en redes sociales, por medios de comunicación, ni convencerles para que vayan a tu web, con el inbound marketing serán los propios clientes los que te busquen y acaben visitando tu web, ¿no es genial?

¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing es una técnica para atraer, convertir y fidelizar clientes a tu empresa mediante el uso de contenidos de valor y automatizaciones, estas automatizaciones como ya hemos visto puede tratarse del conocido embudo de conversión o purchase funnel.

La técnica es “muy sencilla”, eso sí prepárate a trabajar más que con una técnica de outbound marketing tradicional, necesitamos atraer clientes a nuestra web, ofrecerles contenido de valor y conseguir que nos dejen un medio de contacto (el email) para poder seguir enviándoles información de valor para ellos.

Antes de  ponerte manos a la obra, lo primero que debes hacer es definir el buyer persona, es decir, qué personas es las que te vas a dirigir, cómo es tu cliente potencial, qué busca, qué necesidades tiene. Todas estas preguntas tienes que tenerlas resueltas antes de planificar una campaña de inbound marketing.

Una vez que tenemos claro qué es lo que necesita nuestro buyer persona, debemos empezar a crear contenido para ayudarle, contenido que podemos promocionar bien a través de redes sociales o mediante tráfico orgánico, la idea es que el usuario llegue a nosotros buscando una solución a sus problemas.

Una vez que hemos captado la atención del usuario y tenemos su lead, una forma de contacto, entra en funcionamiento el Lead Nurturing, una palabra un tanto compleja de pronunciar pero que es muy sencilla de entender, se trata de empezar a enviar contenido de valor al usuario, es decir, nutrir el lead.

Lead Scoring nos permite saber en qué punto de la conversión se encuentra cada usuario, con esta métrica debemos decidir qué información enviarle en cada momento, o si está caliente el lead para enviarle ya al proceso final de compra.

Como ves, el inbound marketing tiene más pasos y fases que el outbound marketing donde simplemente tratamos de captar al cliente y llevarlo al proceso de compra, pero a la larga el inbound marketing nos provee de clientes más fidelizados y satisfechos con nuestra marca, además de proveernos de una base de datos de clientes a los que poder hacer email marketing.

 

Ejemplo campaña Inbound Marketing

Imagina que tienes una tienda de productos de puericultura, de bebés y mamás, puedes usar una técnica tradicional de outbound marketing y crear anuncios para alcanzar tus clientes, cosa que si haces bien puede funcionar sin duda, pero puedes conseguir más leads y fidelizar a tus clientes de una forma más potente con el Inbound Marketing y te explico cómo.

Lo primero es conocer a tu buyer persona, a tus potenciales clientes, en tu caso la mayoría serán mujeres embarazadas o mamás con bebés comprendidos entre 1 – 5 años, si quieres diferenciar tu ecommerce la clave está en el contenido y el valor que aportes a tus visitantes.

1 Capta a tus clientes en el primer punto. Mujeres embarazadas, parejas que están buscando quedarse embarazados… puedes hacer un kws research sobre estos temas y conocer qué es lo que más se busca, ej: “Problemas de alimentación en el embarazo”, “Alivia tensiones musculares en el embarazo”, “La importancia de la relajación en los meses previos al parto”, etc … es contenido que en principio como tienda de ecommerce no te serviría, porque la gente que busque eso (sino tiene otro bebé) no va a necesitar seguramente un chupete, por ejemplo. Pero estás aportando valor a esas personas, contenido útil, ya tienes una primera toma de contacto, ya conocen tu marca.

2 Atrae su atención. Una vez que los tenemos en nuestra web tenemos que desarrollar de forma cuidadosa los CTA para conseguir que realicen la acción que esperamos de ellos, en este caso sería suscribirse a nuestra newsletter.

3 Automatizar. Si hemos conseguido que el usuario nos ceda su forma de contacto podemos meterle en nuestro purchase funnel o embudo de conversión, en el que podemos ir enviando contenidos al usuario dependiendo de su estado, por ejemplo, una buena idea es enviar un pequeño (recuerda sólo pedir los datos estrictamente necesarios) formulario para poder segmentar mejor y enviar sólo cosas que le interesen, podrías por ejemplo tratar de saber en qué mes de gestación se encuentra para poder enviarle un correo cada mes que le eplique los avances de su embarazo mes a mes (lead nurturing).

4 Proceso de venta. Ahora nos encontramos en el proceso final de venta, al igual que con el Outbound tenemos que diseñar bien la estrategia para cerrar la venta, pero ahora tenemos un posible comprador muy interesado en nuestra marca la venta será mucho más sencilla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.