',' '); } ?>

Desde hace un par de años para acá las empresas han comenzado a darse cuenta que el futuro es digital y que no deben ser ajenos a las dinámicas que se dan en el mundo alrededor de las redes sociales e internet.

Si bien, cada vez es más común ver el afán de las marcas por ser parte de la cuarta revolución, muchas no saben cómo hacer para entrar en la digitalización ni mucho menos para qué lo quieren hacer, y ese es un campo bien amplio para explorar profesionalmente.

Es por esta razón que muchos de los trabajos que más relevancia han tomado recientemente son los relacionados a la tecnología, pues son los que finalmente logran traducir algo tan abstracto como internet a un mar de oportunidades para una organización.  Los profesionales en estos campos tienen actualmente grandes posibilidades en el mundo.

Este artículo presenta una serie de recomendaciones para los interesados en comenzar un camino laboral hacia la consultoría de marketing digital y cómo no fallar en el intento.

Investigue y asesórese primero

Sin duda, tener claros los conceptos alrededor de esta disciplina es muy importante, pero es aún más valioso saberlos aplicar. Por ejemplo, si está pensando en adentrarse en el mundo del mercadeo tenga claro asuntos como: la diferencia entre un servicio y un producto, por qué el precio depende de tantas variables o para qué es importante un plan de distribución y promoción. Asesórese en estos elementos y procesos, que se les conoce como “8p”, para que a la hora de tener contacto con los clientes no se lleve una experiencia traumática.

Así mismo, no es de sobra tener noción sobre programas de edición de imagen y video, conocer cómo funcionan los diferentes canales virtuales donde pueden ponerse en práctica las estrategias, saber entender las métricas en páginas web y redes sociales y tener esa chispa de curiosidad por encontrar nuevas formas de innovar.

En este apartado cabe también decir que iniciar un curso o instruirse se vuelve algo muy valioso para poder mantenerse actualizado sobre cómo opera este mercado. Existen muchos campos que le ayudarán a destacar y mejorar su trabajo, por ejemplo, el diseño de sitios web, piezas y contenidos, el análisis SEO y SEM, la creación de estrategias en redes sociales, entre otras.

Partamos de que actualmente existen muchos sitios en internet que le pueden ayudar a explorar con mayor profundidad estos aspectos y le pueden servir de insumo para encontrar nuevas herramientas. Así la próxima vez que se dirija a un cliente usted pueda darle varias posibilidades y termine por demostrar que cuenta con un gran dominio en la oferta de opciones que existen en el mercado.

Aprenda a comunicarse y negociar

auditoria-redes-sociales

Otra competencia que es importante adquirir a la hora de convertirse en consultor de marketing digital es cómo hacer un pitch y una presentación de propuesta de negocio, que alude básicamente a saber vender una idea. En este campo, de nada sirve tener una idea si nadie la compra, es por esto que una comunicación asertiva y un espíritu negociador son claves para atraer a los clientes, y más importante aún, convencerlos de que usted es el consultor indicado para ellos.

Para lograr esto con efectividad es necesario preparar una presentación dinámica con un discurso contundente y una actitud convincente (algo que los deje con la impresión de que solo usted tiene la respuesta para lo que ellos necesitan). Como en los negocios, la duda e incertidumbre no son buenas compañeras, por eso procure denotar seguridad en todo momento, desde una llamada por teléfono hasta la firma de un contrato.

Dé a conocer su trabajo

Cabe también decir que al inicio será duro y por eso es recomendable empezar con proyectos propios, que en el futuro sirvan de experiencia y portafolio. Busque posibles Colaboradores y consolide una base de contactos que le servirá más delante de apoyo para desarrollar proyectos más ambiciosos. Así mismo, asistir a eventos relacionados con el marketing digital le podrá servir para conocer a otros consultores que lo podrán asesorar, y quien quita, más adelante puedan convertirse en aliados importantes que le ayuden a darse a conocer.

Sin duda, una de las características más valoradas es la integridad profesional, que el consultor sea también un apoyo y tenga la capacidad de proponer y sacar adelante un proyecto en el más duro de los panoramas.

Tenga en cuenta que si logra consolidar su confianza con los clientes, con mayor probabilidad lo llamarán y recomendarán. Así mismo, entre más confianza denote, más libertad tendrá a la hora de poner en práctica sus ideas y tomar decisiones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar